Alberto Laiseca en el segundo encuentro del Ciclo Presencias

Jimena Castillo será la encargada de presentar al escritor argentino, durante el segundo encuentro del Ciclo Presencias. La cita es el martes 13 de junio a las 18, en el aula Carranza de la Facultad de Comunicación. + Info del segundo encuentro del Ciclo presencias aquí.

¿Por qué leer a Laiseca?

Porque es un autor que aportó claves de interpretación de la realidad desde trazados de lectura peculiares, únicos, desafiantes para quien recorre su obra. Porque mantuvo la tensión de su fuerza narrativa, asedió las diferentes formas del decir. Relató desde la oralidad y la escritura, transitó por diferentes lenguajes, por distintos géneros, por varios medios. Escribió cuentos y novelas, ensayos y poemas, notas y comentarios, incursionó en el cine y en la televisión. Este itinerario interpela para su recorrido.

¿Cuál es el aspecto más singular de su obra? ¿Hay un tema recurrente en su literatura?

El realismo delirante es su estética y la marca distintiva a lo largo de su producción. No implica soslayar la realidad, implica aventurarse en ella desde perspectivas que descubren otro ángulo, otra posibilidad interpretativa. En su obra encontramos exageraciones, reducciones, repeticiones, que operan como lentes deformantes para describir otro acceso a la realidad, que persiste como referencia. Esto implica que no excede el horizonte del realismo, pero llevado a su tensión máxima.

¿Qué lo distingue de otros escritores de su época?

Su excentricidad, su despliegue de lo insólito, de lo desopilante. Las diferentes figuras del exceso están presentes en su obra para dar cuenta de lo monstruoso cotidiano y de lo excepcional. Creó personajes insólitos entre los cuales, de alguna forma, se incluyó a sí mismo. Desplegó su obra en la frontera entre el delirio y el misterio, entre lo horroroso y lo humorístico. Estos ribetes no atentan contra la condición afirmativa de la imaginación, de allí la elección de la literatura como opción humana.