La comunicación, constitutiva para la vida

Judith Gerbaldo, Miguel Julio Rodríguez Villafañe y Gustavo Tissera expusieron en la Facultad de Comunicación sobre la comunicación como derecho humano y criticaron las políticas actuales que afectan a los medios comunitarios.

“¿Qué es la comunicación: un derecho o una mercancía?”, cuestionó Miguel Julio Rodriguez Villafañe durante su participación en el panel La comunicación como derecho humano, un paradigma para defender*.

El abogado y especialista en Derecho a la Información criticó la prórroga por 180 días que se le otorgó por segunda vez a la comisión encargada de redactar un anteproyecto de ley de convergencia, porque es un tema que necesita resolverse con urgencia. Además, contó que se contrató a una consultora estadounidense para brindar asesoramiento, por un monto equivalente a 875.000 dólares.Villafañez

Respecto a la situación del sector de los medios sin fines de lucro, el abogado explicó que “hay lugares de conflicto de frecuencias donde no se está llamando a concurso y se los deja con licencias débiles”. “¿Quién va a querer apostar a un medio que se escucha mal o que no se sabe cuánto tiempo más va a durar”?, se preguntó. “Por eso yo siempre digo: ‘señor defienda a su medio de comunicación local porque está defendiendo a la comunidad’. En este sentido agregó que “si no hubiera medios locales, los comercios que pueden pautar allí no podrían sobrevivir”.

Rodriguez Villafañe dijo que hoy “la concentración económica es tremenda” y que los grupos económicos amenazan en retirar pautas a los medios si critican al gobierno de turno. También habló de los despidos recientes en Radio Nacional y finalizó: “nos están colonizando mediáticamente”.

Como representante de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, Judith Gerbaldo, periodista y docente de la Facultad de Comunicación, expresó: “hoy estamos en un momento terrible para la comunicación y para la democracia en nuestro país”.

La periodista saludó a los integrantes de Radio Sur y La Ranchada, presentes entre el público, y contó cómo surgió el movimiento de radios comunitarias y alternativas en la década del 80, cuando estaba vigente el decreto ley 22.285 de la dictadura.

Gerbaldo Gerbaldo dijo que los DNU del Gobierno desmantelaron la ley 26.522 pero que no la derrocaron y que “es compromiso del Estado cumplimentar con leyes y radios comunitarias”.

“La comunicación como derecho humanos es fundamental porque incluye todas las plataformas y soportes”, afirmó. Y adelantó su opinión acerca de que “pretenderán limitarnos la libertad de expresión en todas las plataformas”.

“Teníamos la esperanza de profundizar el debate y hoy el planteo es enmudecernos”, agregó. “Por eso hoy más que nunca creo en la importancia de construir desde espacios alternativos para construir otras miradas”.

El Panel también contó con la participación de Gustavo Tissera, integrante de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba. Tissera habló de la importancia de la universidad pública, para que todos puedan estudiar, y destacó a la comunicación como una “herramienta muy útil durante la militancia”.

“Si hubiesen existido varios Rodolfo Walsh, hubiese sido más difícil para la dictadura llevar adelante su plan”. Militante de derechos humanos, Tissera permaneció diez años en la cárcel como preso político, y conoció a estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Información, como Paco Bauducco. Gracias a mecanismos rudimentarios de comunicación interna, los presos pudieron ingeniarse para contar lo que sucedía en los pabellones, y que ello saliera a la luz mediante las visitas. “Cuando rompemos la incomunicación, la cárcel deja de servir”, opinó. En el 83 lo liberaron y para demostrar que fue preso político recuperó un boletín del año 74 que alguien había guardado donde aparece su nombre en un pedido de liberación.

“En democracia la comunicación fue fundamental para los organismos. En los noventa teníamos un boletín informativo y lo más acabado que pudimos hacer es el diario Será Justicia”. La publicación comenzó a circular con la causa Albareda y continúa vigente acompañando los juicios por delitos de lesa humanidad en Córdoba.

*La actividad fue organizada por la Comisión de seguimiento de la LSCA de la FCC, a cargo de Marilyn Alaniz y Mariana Mandakovic, la Coalición por una Radiodifusión Democrática y la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (ADIUC).

+ Info jornada del 20 de abril

grafica